Seguidores

Seguir

domingo, 20 de mayo de 2018

El Círculo Llaves de la Alquimia Ascensional (La Alquimia de la Tierra) 28 de Abril de 2018



Saludos! 

Participantes: ¡Saludos!

Nosotros somos el Círculo, les transmitimos nuestras bendiciones y nuestro agradecimiento por crear la oportunidad para el contacto interplanetario y el intercambio de impulsos y enseñanzas. En nombre del Círculo me manifiesto a ustedes, en este medio para dar continuidad al conjunto de enseñanzas; Las Llaves de la Alquimia Ascensional. Yo soy Pietrish, representante del equipo de Alfa Centauro, que lleva en algún nivel esa misma clave como su insignia de reconocimiento y presentación.

Bueno, pasadas las primeras presentaciones y formalidades que su educación implica, podemos entonces entrar en el tema de nuestra conversación que es la alquimia de la Tierra. Antes de que hablemos apropiadamente sobre este tema, quisiera recordarles algunos conceptos fundamentales que deben ser la base de este trabajo con las Llaves de la Alquimia Ascensional.

El concepto básico que garantiza el buen manejo de estas llaves y los buenos efectos energéticos, psíquicos e incluso espirituales es  de que, lo que ustedes Son, es indescriptible. Cuando se afirma que lo que ustedes son, es indescriptible, no solo quiere decir que lo que son, o lo que somos, lo que cualquier entidad espacio-temporal realmente Es, simplemente no puede ser nombrado. Esta no es sólo una cuestión lingüística, no quiere decir que lo que somos no pueda recibir un nombre. Por indescriptible, queremos señalar que la naturaleza de la conciencia no puede ser limitada por cualquier forma de expresión. Todo aquello a lo que se atribuye un nombre, por lo tanto un cuadro delimitador, es expresión de la conciencia fundamental o de la conciencia no-dual. Ustedes pueden sustituir la palabra consciencia por mente, sustituir la palabra conciencia por alma, no importa.

Lo importante es que ustedes entiendan y asuman como premisa en el manejo de las Llaves de la Alquimia Ascensional que lo que ustedes realmente son, no puede ser limitado por una descripción, porque lo que puedan describir, aunque crean que están describiendo lo que son, o compone lo que Son, es solo una expresión de lo que ustedes son. Aquí establecemos el principio de la insubstancialidad del percibidor, la insubstancialidad del alma, de la mente, la insubstancialidad de la conciencia. Este es el primer principio: el percibidor es insubstancial.

Las Llaves de la Alquimia Ascensional, su propio nombre indica herramientas y códigos que promueven un proceso de transformación que lleva a la elevación, la progresión, el desarrollo y la evolución. Este no es un proceso de transformación de lo que usted Es, y el proceso de evolución y de desarrollo, no es la evolución y el desarrollo de lo que usted Es. ¿Está comprendido?
Participante: Creo que sí.
Si eso no se entiende claramente, mucha confusión se inmiscuye en el proceso y cobra un precio en la eficacia del manejo de las Llaves de la Alquimia Ascensional. Usted debe entender que la alquimia no es un proceso de transformación de lo que usted Es, y la evolución y ascensión o elevación, no es la transformación para la elevación de lo que usted es.
Lo que usted Es, es insubstancial, es indescriptible, por lo tanto, lo que usted Es, no puede ser afectado por nada! Con esto no quiero decir que lo que usted Es, es algo estático, inmóvil. No, no tenemos como saber. Probablemente lo que usted Es esté mucho más allá del alcance de los elementos intelectuales, por lo tanto, las herramientas lingüísticas de aprendizaje que siempre, limitan y condicionan en la fase de desarrollo cultural que ustedes viven, en un esquema dual.

Primer principio: la insubstancialidad del percibidor, aquel que maneja las herramientas, que maneja las llaves, probablemente no es quien usted Es. Aquel que espera alcanzar el resultado del manejo de las llaves probablemente no es quien usted de hecho es.

A partir de la comprensión y aceptación de esta premisa, de ese primer principio del trabajo con las Llaves de la Alquimia Ascensional,  pasamos al segundo: toda realidad percibible en su naturaleza es insubstancial, la naturaleza de todo lo que es percibido es insubstancial. Aquí podemos expresar este principio de dos formas: podemos decir que todos los fenómenos en su naturaleza son insubstanciales o decir que todos los fenómenos son luminosos, o sea, lo que constituye todo objeto percibido, ya sea que éste sea físico o sutil, concreto o subjetivo, es por naturaleza luminoso y desprovisto de corporeidad propia.

Esta es una segunda premisa que debe ser aceptada para que el manejo de las llaves alcance su máximo potencial de eficacia. Si usted cree que un banco es de verdad un banco, deja muy poco espacio para la transformación ascensional del banco. En el marco de su percepción un banco siempre será banco. Es necesario aceptar que el banco que usted percibe por naturaleza es insubstancial. ¿Qué es de verdad el banco? ¿El banco es de verdad banco? ¿La silla es de verdad silla? No sólo en un plano físico, cuando consideramos que lo que constituye el banco son partículas, átomos, electrones; lo que constituye la silla son partículas, no sólo en este plano físico, sino conceptualmente, el concepto en sí de banco es también insubstancial, no existe de forma independiente, no tiene existencia propia. Segundo principio. Primer principio, la insustancialidad del percibidor, el segundo principio es la insustancialidad de lo percibido.

El tercero, y voy a parar por aquí, son tres principios para mantener la tradición de la trinidad sagrada de su cultura religiosa - el tercer principio dice que la interacción del percibidor con lo percibido siempre sigue las líneas dinámicas de frecuencias cristalinas o frecuencias luminosas, por eso el uso de la expresión "frecuencias cristalinas" para referirse a la energía cósmica y universal.

Recapitulemos; primer principio la insustancialidad del percibidor, el segundo es la insubstancialidad de lo percibido y un tercero, la interacción entre percibidor y percibido, es una dinámica de frecuencias luminosas,  una dinámica de frecuencias cristalinas. Esto quiere decir que todo el universo, todo en él, con los seres que lo componen y que en él existen, son oscilaciones cristalinas de una frecuencia fundamental y básica. De manera más poética podríamos decir que todos los seres, todos los objetos que componen el universo, cualquiera que sea la extensión de éste, es un baile luminoso impermanente. ¿Está bien? Mediten sobre estos tres principios tan profundamente como puedan, aplíquenlos en su día a día, úsenlos como forma de rectificar la relación con su experiencia.

Entonces, veamos aquí la alquimia de la Tierra. No podemos trabajar con la alquimia de la Tierra sin considerar la relación de interdependencia de este eje, de este punto, con el Éter. En la última enseñanza del Círculo ustedes fueron orientados acerca de la alquimia del Éter, la relación de esa alquimia con el estado psicológico que ustedes denominan miedo y los desdoblamientos, efectos de ese proceso en su experiencia.

El punto en su cuerpo ligado al de la Tierra, en el marco de las Llaves de la Alquimia Ascensional, está en la base derecha de su vientre. El Círculo les transmitió en la intervención pasada un eje, un pentagrama que está representado en el cuerpo, ¿no es así? Siendo que el punto del Éter es un punto ligado a una zona del pecho, caminamos ahora hacia el segundo punto, el de la Tierra.

Así como psicológicamente el Éter está relacionado con el estado del miedo, el punto de la Tierra lo está con el estado psicológico del apego o de la rigidez. Considerando los tres principios fundamentales, podemos decir que el percibidor se identifica con una representación de sí mismo, el reflejo de la percepción en ese baile luminoso. Esta primera forma de identificación se llama ignorancia, este estado de ignorancia es  vulnerabilidad, por lo tanto, está vinculado con el estado que posteriormente se conoce y se experimenta como miedo. La experiencia del miedo implica distancia, implica separación y condición básica para la experiencia del miedo, es lo que llamamos ignorancia, por eso, el miedo y la ignorancia son equalizados en ese primer momento. Por supuesto, el miedo como estado psicológico es una manifestación muy posterior de la ignorancia. De la misma manera en que la ignorancia resulta en apego, en un plano posterior, en un desdoblamiento posterior de la experiencia humana, ese apego es rigidez, es un movimiento de contracción para autoprotección.

Veamos: siguiendo las líneas metafísicas, las líneas de la dinámica de la conciencia individualizada o fragmentada, tenemos la conciencia ignorante fragmentada, que es la condición ignorante de la conciencia. Esa conciencia fragmentada es la que dice "yo soy esto". En el momento en que ella dice; "yo soy esto", pasa a dejar de ser Aquello. Yo-otro: experiencia dual, conciencia dual, conciencia ignorante. A partir del momento en que hay yo y otro, hay apego al yo, apego a lo mío. Aquí está el apego, hay apego a eso. La experiencia repetida del apego genera condicionamientos rígidos de interacción con la realidad. No sólo eso, la propia forma como la realidad es percibida y experimentada, se vuelve rígida. El banco difícilmente es percibido como otra cosa a no ser banco, tal es la rigidez de la percepción. Incluso cuando usted sabe que el banco es una condición temporal y probablemente es sólo un fragmento de lo que ese fenómeno es, la percepción es rígida y fija en una apariencia preferente. Muy bien.

La Tierra, el elemento Tierra representa toda la potencialidad de la conciencia en abarcar y sostener. El elemento Tierra es el aspecto de la conciencia abundante, inagotable, inagotable para sostener la experiencia. El elemento Tierra, genera en su desequilibrio, la sensación de escasez y esa sensación refuerzan el apego y la rigidez.

La curación del elemento Tierra lleva a la experiencia de la abundancia, a la experiencia del verdadero contentamiento, comprendiendo contentamiento como estado natural de satisfacción. Al desatar el nudo del apego, el percibidor se desvincula de los condicionamientos viciosos que lo llevan a intentar satisfacer continuamente las demandas de un yo imaginario. Las demandas de ese yo imaginario son inagotables. No hay posibilidad para que el yo fragmentado se sienta completamente satisfecho. La tierra es siempre vista como escasa, siempre vista como incapaz de producir todo lo que ese yo cree necesitar, cuando usted no posee esas necesidades, cuando la propia tierra es su estado natural de completo contentamiento.

Las dinámicas de la frecuencia cristalina en el elemento Tierra representan el soporte de toda experiencia, representan el poder de la conciencia en sostener, en soportar todas las formas de experiencia. Claro que aquí, no estamos hablando del elemento Tierra como suelo, ni tampoco como planeta. Todos los elementos aquí son representaciones de dinámicas de la conciencia como ustedes aprendieron en las primeras enseñanzas transmitidas. .

En el plano psicológico humano, las distorsiones de la alquimia del Éter generan los procesos psicológicos de identificación, de amnesia espiritual, el percibidor se identifica con un fenómeno percibido. La perturbación del elemento Éter afecta la forma en que el percibidor está consciente de sí. Las perturbaciones de la alquimia del elemento Tierra generan distorsiones en la forma en que las dinámicas de frecuencia cristalina son experimentadas por el percibidor.
Puedo estar alejándome de ciertos conceptos y ciertas visiones compartidas anteriormente, pero fue decidido por el Círculo que a cada una de las enseñanzas, recibirían una o un representante de los diversos equipos, esto generará una diversidad de perspectivas. Entonces pueden percibir que estoy usando una perspectiva un poco diferente, usando los mismos elementos simbólicos. Aquí estoy llevándolos a la comprensión de las dinámicas del elemento Tierra usando otro paralelo. Estoy hablando de estado de armonía y estado de perturbación. Cuando el elemento Éter está armonioso en su constitución, el percibidor ve reflejado en las dinámicas de interacción, en las frecuencias cristalinas, la noción de lo que él es. Cuando el elemento Éter está perturbado, el percibidor  confunde un fenómeno percibido, con una forma luminosa. Esta confusión con la forma luminosa lo lleva al apego de esa forma, y ésta pasa por un proceso de densificación de progresiva rigidez.

Por supuesto, comprendemos esto en su cuadro de experiencia: usted,  originalmente, no se identificaba con ese cuerpo ni con esa personalidad que experimenta hoy. La identificación se produjo en un punto mucho más amplio y luminoso en la escala de la experiencia. Esta identificación con aquella percepción que era originalmente luminosa, desencadena procesos psíquicos que llevan a adensar la percepción de la experiencia. ¿Logran comprender eso?

Participante: Sí.

Está bien. Aquí: esto es una caja. Quiero con eso desconstruir la visión compartimentada que generalmente experimentan. Esta caja, es una cosa física, no es así? Dura, palpable, concreta, pesada, densa. ¿Podemos llamar densa a esta caja? Podemos. ¿Usted, en un primer momento, ligaría el concepto de caja a una forma luminosa, a una cosa sutil? Si yo dijera: hermana; piense en una cosa sutil, ¿usted pensaría en esta caja?

Participantes: No.

No, y, sin embargo, usted sabe que esta caja no está hecha de elementos burdos, sabe que lo que compone esta caja es extremadamente sutil, es  diáfano, extremadamente luminoso. ¿Está de acuerdo? Bueno, si usted tiene alguna educación científica, esa educación común de su pueblo, sabe que en un determinado nivel de la realidad la caja es un compuesto atómico. Son varios átomos aquí, con sus campos gravitacionales eléctricos y todo eso es muy diáfano, nada es concreto, nada de eso es sólido. Dígame: ¿el plano en que esa caja existe como un fenómeno luminoso está en otro lugar?

Participantes: No.

No. ¿Puedo decir, entonces, que esta caja en verdad es insubstancial y su naturaleza luminosa?

Participante: Sí.

¿Puedo?

Participante: Sí. Puede.

Puedo, puedo decir cualquier cosa, eso también. Pero me pregunto si usted está de acuerdo con eso.

Participante: Sí.

¿Está de acuerdo en que esta caja tiene su aspecto luminoso inter-penetrando la visión que usted tiene de esa caja, y no en otro lugar? El espíritu luminoso de esta caja no está en otro plano, no está en un cielo, ni está en una 13ª dimensión, ¿está aquí?

Participante: Sí.

Ahora, yo le pregunto: ¿cuál es la verdad de esta caja? ¿Es lo que usted está viendo ahora con sus ojos o es esa suposición metafísica? ¿Qué es más verdadero?

Participante: Las dos cosas.

Las dos cosas son verdaderas, entonces son dos opciones válidas de experiencia. Ahora déjeme preguntarle: ¿por qué insiste en experimentar esta caja de esa manera, cuando existe la posibilidad de experimentarla de forma suave, ya que usted es una persona espiritualizada? ¿Por qué ver la caja como la ve? Y ahí le digo: es porque su elemento Tierra está completamente perturbado.

Si el que percibe es insubstancial como también lo percibido, ambos comparten una naturaleza luminosa, y lo que determina esa supuesta relación entre percibidor y percibido es la misma luminosidad (que llamamos frecuencias cristalinas), ¿por qué usted no percibe esto como un compuesto de frecuencias cristalinas, que es lo que realmente es? ¿Qué es lo que reflejaría lo que usted “de hecho es" - ese "de hecho", es una concesión literaria, por supuesto. Nosotros determinamos allí al principio que lo que usted de hecho Es, es indescriptible.

Percibe que el proceso de identificación en el Éter, es el desequilibrio de éste, que lleva a un proceso de apego en el elemento Tierra, un reflejo instantáneo, ¿no es así? ¿Por qué vamos del Éter a la Tierra? ¿Por qué no pasamos por el Aire primero? ¿Por qué no por el agua, que son elementos más sutiles en esa escala entre Éter y Tierra? Como nuestro hermano Gyuan-Ami les dijo: el Éter se refleja en la Tierra de manera directa, el Éter es para la conciencia, como la Tierra es para la experiencia. La Tierra es el Éter de los fenómenos, porque el eje Éter-Tierra está determinado la forma como el alma experimenta la realidad. A lo mejor podemos decir que el alma puede experimentar la realidad como siendo ella misma (estado iluminado), como una extensión de sí misma (estado progresivo) y como una parte de sí misma (estado completamente ignorante), dependiendo de las distorsiones de ese eje Éter-Tierra.

Comprenda que cuando el percibidor se identifica con el fenómeno luminoso, todavía lo percibe como una realidad sutil, diáfana. Por el desequilibrio progresivo que ocurre en el elemento Tierra, el proceso de percepción pasa por una cadena progresiva de densificación. El fenómeno es percibido de forma cada vez más grosera, porque el nivel de apego al yo es cada vez más grosero. Un yo más tosco lleva a una realidad más grosera. Un yo más sutil lleva a una realidad más sutil. Todo eso aquí  son las leyes de contarse una historia.

¿Entonces, corregir el elemento Tierra qué implica? ¿Cuáles son los efectos de curación, de la alquimia que buscamos procesar aquí en el elemento Tierra? Disolver el apego, disolver la rigidez. Esta rigidez debe ser transmutada empezando por el plano de los conceptos. Si queremos un proceso de curación eficaz, esto debe comenzar en el plano mental,  debe comenzar en el plano intelectual, conceptual y esto lleva a un proceso de soltura, de flexibilización de su cuadro emocional, energético y posiblemente físico.

Así como la alquimia del Éter fortalece su vitalidad – vitalidad en términos de cómo la conciencia está anclada en la matriz cristalina de la forma, en el aura original que está ligada con esa construcción orgánica momentánea, la alquimia de la Tierra se refleja en una flexibilización de su estructura conceptual o intelectual, una flexibilización de su estructura energética y un fortalecimiento de su sistema óseo, porque eso activa la capacidad de auto-regeneración del cuerpo. Lo que impide que el cuerpo se regenere en una medida mucho mayor de lo que ustedes experimentan es el hecho de que existen conceptos muy rígidos.

Participante: ¿Esa rigidez de ideas que usted habla?

Sí. Sí. Conceptos muy rígidos. Esto lleva a un envejecimiento muy precoz de la forma que tiene el potencial de existir por más tiempo dentro de una organización biológica. Este potencial existe en su célula. El elemento Tierra que está representado por el cuerpo, soporte de su experiencia, tiene por naturaleza una capacidad de abundancia mucho mayor que lo que usted experimenta y goza. Lo que limita su capacidad de percibir esta forma, que por naturaleza es luminosa, es la rigidez de sus conceptos. Eso es el disturbio del elemento Tierra.

Perciben que el estado psicológico de apego pretende resolver una insatisfacción existencial, siempre insatisfacción. Usted no encuentra en la experiencia lo que responde completamente a sus aspiraciones, a sus necesidades, a sus deseos simplemente porque hay una gran confusión acerca de lo que se Es y por lo tanto usted mantiene deseos falsos, necesidades falsas, porque la realidad percibida también es distorsionada, enyesada, nunca es como un espejo limpio que refleja su estado natural de contentamiento. ¿Puedes comprender esa relación?

Entonces, debo transmitirles el segundo paso de la práctica. Ustedes comenzaron practicando con ese punto [localizado en la parte superior del pecho, el punto del Éter] las orientaciones que recibieron, si no estoy equivocado, era de llevar la atención a este punto, invocar las frecuencias cristalinas y trabajar los puntos en el cuerpo donde sentían miedo. Al hacer la pregunta "¿de qué tengo miedo?", Llevar esas frecuencias cristalinas para la curación de esos puntos de miedo.

Nuestra dinámica de trabajo ahora va a ser diferente. Ustedes van a poner atención en este punto - déjenme mostrar aquí - del lado derecho de su abdomen, aquí en la base aquí. Van a poner su atención aquí. ¿Ustedes recibieron la clave mántrica del punto del Éter?

Participante: Sí.

ANG, ¿es eso lo que recibieron? Ahora aquí está ENG, ENG. Entonces ustedes van a entonar ENG con la atención en ese punto y van a ver,  sentir o estimular, - cómo suelen trabajar con las frecuencias, de la forma en que suelen trabajarlas – como la dinamización de un pulsar. Ustedes van a hacer que la frecuencia cristalina pulse en ese punto. A medida que ella pulsa, se expande y cuando se expande, penetra. Y a medida que penetra, ella satisface. Ustedes van a bañar su cuerpo con frecuencias cristalinas que pulsarán desde ese punto y a comunicar al cuerpo un estado de serena satisfacción, sereno contentamiento, van a cultivar ese estado de contentamiento.

Durante estos días ustedes deben trabajar psicológicamente sobre todos sus condicionamientos, todos sus conceptos rígidos acerca de enfermedad y de escasez. No para combatirlos, sólo para tomar conciencia de ellos, tomar conciencia de la rigidez de sus conceptos. Presten mucha atención a las afirmaciones que hacen acerca de su realidad, las más sencillas, como por ejemplo: "María es muy trabajadora.", tomen conciencia de la fuerza que ponen en esa afirmación, cuánto creen en esta afirmación. "Yo soy incapaz", ¿cuánta fuerza va en esa afirmación? "El día está muy bonito". Tomen conciencia de la rigidez de las afirmaciones, no importa si las consideran positivas o negativas. Y energéticamente ustedes van a dinamizar ese punto. Van a llevar la atención a ese punto, a entonar el mantra, van a derramar y bañar el cuerpo con las frecuencias cristalinas de la Tierra.  

Participante: ¿El pulsar puede acompañar la respiración?

Sí. Usted puede adaptar esto a la mejor manera en que conduce su trabajo energético. Puede enfocarse en el sentir, en una visualización, enfocarse en la respiración, en el sonido del propio mantra, como usted desee. Pero es un trabajo muy simple. Si bien él debe venir acompañado por la toma de conciencia de la rigidez. Usted no debe hacer nada cuando  detecta la rigidez, nada, no debe recriminarse, no debe entrar en un discurso mental, no; sólo tomar conciencia. "Mire la fuerza de mi opinión", tome conciencia de la fuerza de su opinión.

Participante: En realidad estamos diariamente opinando, prácticamente en todo momento.

Sí. Eso es lo que quiero que vean. Como ustedes están construyendo su realidad continuamente sobre la base de proyecciones conceptuales acerca de ella y cómo esas proyecciones impiden que vean las cosas como son. Ahora, ¿por qué digo que no deben entrar en un combate con la rigidez? Porque va a ser el trabajo silencioso de las frecuencias cristalinas y de la corrección del elemento Tierra el que va a suavizar ese proceso.

No se preocupen, porque - no sé si se quedaran preocupados, de todos modos, eso es una proyección de mi parte - estamos pasando por esos puntos, no nos estamos tardando mucho y profundizando en ellos, porque esta primera vuelta del pentagrama es más para introducirlos en los meandros de los mecanismos psicológicos y darles una herramienta práctica de actuación energética. Después de esta primera vuelta vamos a trabajar sobre eso de manera integral, que es la verdadera práctica de Frecuencias Cristalinas aplicada al plano físico y energético. Después de eso, vamos a pasear de nuevo por esos puntos trabajando sus ejes de conexión, que es el tercer nivel de las Frecuencias Cristalinas.

Entonces a cada vuelta vamos a ver esto de manera más profunda, es un proceso holístico, no tenemos como agotar el potencial tanto de trabajo, de comprensión, de visión de la realidad, en intervenciones de menos de una hora. Y aun si pasáramos años hablando sin parar, no podríamos agotarlo. Son muchas más señales, para que ustedes investiguen, para que se lancen a la experiencia. ¿Todo bien? Por supuesto, las Llaves de la Alquimia Ascensional es el manejo de las frecuencias cristalinas de forma integral y holística. Durante este primer ciclo de enseñanza, vamos a trabajar cada punto por separado para que se familiaricen con la energía; de repente ustedes comenzarán a sentir cómo el trabajo con el Éter es diferente del de la Tierra, como las frecuencias que emanan del punto de la Tierra, son diferentes de las que emanan del punto Éter del pentagrama... Este tipo de sensibilidad que necesitaran tener para usar el sistema integral más adelante. ¿Está bien?

Así que agradezco su atención. No abriré espacio para preguntas, porque deben enviarlas, el canal va a responder las preguntas que se envíen, ese trabajo queda con él. Yo les transmito el saludo, del equipo Pietrish y de todo el Círculo. ¿Está bien? Queden en paz.
¡Aní Maritumí!

Mensaje canalizado por Shylton Dias. Transcripción hecha por colaboradores del Portal Aranduh -portalaranduh.blogspot.com

Traducción: H. N.

domingo, 6 de mayo de 2018

LOS CALDEROS ALQUÍMICOS (PRÁCTICA)



21 de Abril de 2018

¡Buenas noches!

Hoy vamos a hablar un poco sobre una práctica que recibimos hace unos meses; los calderos alquímicos. De acuerdo con la Alquimia Integral, en nuestra estructura energética existen tres centros principales que son zonas de confluencia energética. Ellas funcionan como centros dinamizadores de la energía y desempeñan el papel de transmutar la energía vital en energía psíquica, de la energía psíquica a energía espiritual y así sucesivamente, en ese ciclo.

Estas tres zonas, estos tres centros en la Alquimia Integral son llamados; calderos alquímicos. Otras tradiciones poseen conocimiento e información acerca de ellos y probablemente esos calderos reciben otros nombres. Este sistema energético, sistema de puntos energéticos funciona de forma paralela al sistema de chakras, está entrelazado con ese sistema. Se sitúan en el cuerpo, uno en la zona debajo del ombligo (zona del bajo vientre), otro en la zona del pecho y de la cabeza y, se llaman caldero del vientre, caldero del pecho, caldero de la cabeza. Estos calderos y esa palabra es muy sugestiva porque ellos funcionan en ese sentido, como dije, como catalizadores de la energía cósmica, de la energía terrestre y de la energía vital humana, modificando y modulándola.

Dentro del sistema de Alquimia Integral estos calderos están relacionados con los tres aspectos del Fuego. En otras enseñanzas, en otros momentos ya hablamos sobre estos tres aspectos del Fuego: el Fuego de la lucidez, el Fuego del amor y el Fuego sabiduría / compasión, que se representan en la estructura psicológica como aspiración, devoción y sabiduría práctica - compasión. Y esos calderos están relacionados con estos aspectos del Fuego, metafísicamente. En un ámbito más objetivo los procesos que se dinamizan en esos calderos se denominan vitalidad, regeneración y lucidez.

Entonces:
[1] El caldero del vientre posee el dinamismo de la vitalidad. Este caldero del vientre es el centro de poder básico en el cuerpo del ser humano, la energía vital se acumula y se distribuye en nuestra estructura a partir de este caldero. El gran reservorio de energía vital en el cuerpo del ser humano es el caldero de la vitalidad o caldero del vientre.

[2] El caldero de la regeneración, es el caldero del pecho, está ligado con la transformación de la energía vital en energía psíquica, energía anímica si desean relacionarlo de esa manera. En esa fase la energía funciona, entre otras cosas, como un proceso dinámico de regeneración de la estructura. Actúa especialmente en el plano psíquico, en el plano emocional y el plano astral, reconstituyendo y tiene una potencialidad de curación muy grande.

[3] En el caldero de la cabeza, el caldero de la lucidez, la energía psíquica es transmutada en energía espiritual y se traduce como experiencia de lucidez.

En otras tradiciones, como por ejemplo la celta, esos centros energéticos también reciben el nombre de calderos y más o menos se relacionan con esos mismos atributos. En el Taoísmo éstos se llaman dantian y también se relaciona con esos atributos de alguna manera. No sé decir específicamente cómo en esas otras tradiciones los calderos son trabajados, pero en la Alquimia Integral, la dinámica energética que se enseña es esa y se relaciona con el sistema energético de los calderos.

Esta enseñanza y práctica se están transmitiendo hoy por algunas razones: primero porque nuestro grupo de práctica, aquí necesitaba un tiempo para practicarlo, poder sentir su efecto y atestiguar que es una práctica que funciona, que hace una diferencia tanto en su vida diaria, como en el proceso espiritual, por tener la eficacia de dinamización. También porque en este momento el planeta vive una condición específica y tuvimos conocimiento de ello ayer, a través de la comunicación de Asul y fue cuando él pidió que esta enseñanza fuera transmitida públicamente, porque es una práctica muy eficaz, por ser una respuesta sana y precisa a esta condición y momento planetario específico que estamos viviendo. Entonces, recibimos esta práctica hace unos meses y la hemos hecho diariamente y voy a enseñarla ahora a ustedes.

Es una forma muy sencilla de trabajar con energía y los efectos de esta práctica a largo plazo son muchos, porque y así como la Práctica de Ibez, aglutina diferentes aspectos espirituales. En primer lugar un aspecto energético, porque se está estimulando el campo energético, así que  esta práctica tiene una función de purificación de los canales, de fortalecimiento del sistema vital, de limpieza y expansión del aura. Esto se reflejará en un nivel espiritual a través del estímulo de la lucidez, de la transmutación de la energía psíquica y vital, en energía espiritual. Es incluso una práctica meditativa y energética ya que también aglutina elementos meditativos. Ella se refleja en el campo psíquico a través del reciclaje de las formas pensamiento y de elementales que por ventura estén distorsionados a causa de patrones psíquicos y habituales de energía que alimentamos, por vicios mentales, patrones de comportamiento nocivo, no saludable - además esta práctica ayuda a regenerar nuestro sistema psíquico. Es también un aporte para el sistema vital-biológico, al trabajar con el caldero de la vitalidad, todo el sistema integral del biocampo energético es fortalecido, estimulado, purificado y también regenerado. Verán que es una práctica muy simple cuando me oigan explicarla, pero que tiene un alcance muy interesante y muy útil para quienes aspiran a habilitarse para el servicio, para estar presentes de forma más lúcida en la vida, para ser herramientas y canales de la conciencia cósmica de manera más efectiva y traer beneficios no sólo para nosotros, sino para todos los seres.

Bueno, voy a explicar rápidamente cómo se hace esta práctica y se darán cuenta de que es muy simple. Antes de cualquier práctica, usted debe establecer una motivación pura y el propósito de su práctica, entonces alinee su motivación, alinee su propósito, ofrezca ese momento en beneficio de todos los seres. Comience llevando su atención hacia esa región del bajo vientre, dos dedos debajo del ombligo, en realidad no es un punto específico, es más bien una región del cuerpo, - déjeme mostrar aquí, un poco más abajo - el dantian, si bien hay un punto, es una zona energética, un reservorio energético. Cuando  comienza a despertar su sensibilidad energética, va a sentir que eso es un espacio y que él se expande y se contrae, en fin. Entonces, lleva su atención hacia la región del bajo vientre, un poquito debajo de su ombligo y descansa su atención allí. Nosotros aprendemos de esa manera, ¿no es así? Recuerde la dinámica energética de ese caldero y que va a trabajar con vitalidad y hace 21 respiraciones con su atención descansando en ese caldero. Usted respirará normalmente de manera tranquila, de manera serena, pero consciente, llevando la respiración hasta llenar el vientre, y recogiendo. Y ahí hace la cuenta de 21 respiraciones con su atención puesta en ese caldero. Después lleva la atención al caldero de la regeneración; en el pecho, recuerda rápidamente la dinámica energética que es regeneración y hace el mismo proceso. Con la atención puesta en esa zona energética, hace 21 respiraciones conscientes descansando su atención allí. Después lleva su atención hacia el centro de la cabeza, hacia la frente - en realidad el dantian está dentro de su cabeza, él es una zona energética -, usted concentra su atención allí, recuerda el atributo, la dinámica energética que es lucidez y hace 21 respiraciones conscientes con su atención puesta en ese dantian.

Usted puede repetir esto tres veces y la recomendación es que no lo repita más de tres en una misma sesión. Puede hacer varias sesiones al día, pero se recomienda que no estimule en una misma sesión estos dantians, o calderos, más de tres veces. Bueno, se da cuenta de que es una práctica muy simple. Así estará trabajando la atención, porque la pondrá en un punto; va a entrenarla, descansando allí su atención, al mismo tiempo que trabaja con energía, la sensibilización energética y el fortalecimiento de su campo energético.

Hablé sobre la situación planetaria en este momento, incluso nosotros recibimos aquí una pregunta y, creo que esta enseñanza va a responderla. La pregunta dice lo siguiente: ¿Qué hago cuando una persona que ya murió, está viniendo a mi pensamiento? Eso me está molestando con escalofríos. ¿Qué se hace?

Ayer recibimos una información a través del equipo vegaliano que también acompaña este proceso de instrucción, fue que en algunos puntos del planeta, a causa de experimentos que ciertos equipos extraterrestres están haciendo (equipos de un imperio de dominación que tiene presencia en nuestro planeta), como consecuencia algunas fisuras en el tejido dimensional entre el éter y el astral del planeta fueron abiertos y esto está generando zonas de infección etérica en él. En la práctica estas grietas permiten el paso de entidades astrales, formas pensamiento, cascos astrales, en fin, fuerzas ciegas, patrones de energía que están presentes en el astral del planeta - porque el astral en su aspecto inferior está extremadamente contaminado, viendo nuestra vida psíquica, ¿no es así? Viendo nuestra condición humana en términos de virtud, da para imaginar cómo la luz astral del planeta está contaminada y ella simplemente refleja nuestra producción. Así que existen esas zonas de infección etérica en el planeta.

Esto está siendo acompañado, está siendo resuelto por la Fraternidad. Sin embargo, las personas más sensibles pueden sentir los efectos de esta sobrecarga etérica (formas  pensamiento, asedios). Esta fue una de las razones por las que esta práctica está siendo compartida hoy, está siendo enseñada a petición del equipo vegaliano que nos acompaña. Con relación a la pregunta, creo que esta práctica viene a responderla y es una herramienta muy útil. Incluso es la herramienta que nos fue recomendada, que aumentáramos la frecuencia de práctica de este trabajo con los calderos, para aumentar nuestra inmunidad energética y atravesar este período, hasta que eso se estabilice de manera más tranquila y serena.

En razón de esta delicada situación, esta es una práctica útil, por todas las razones que he planteado. Además de que esta situación, este desequilibrio en el éter del planeta sea y va a ser resuelto a la brevedad, cotidianamente tenemos que enfrentar mucho desgaste, no sólo por las condiciones poco saludables que vivimos en todos los sentidos, sino también por los propios venenos que todavía alimentamos en nuestra estructura psíquica, los patrones de comportamiento distorsionados, en fin, nuestra ignorancia y sus efectos. Esta práctica que nos ha sido recomendada como una higiene diaria de nuestra estructura.

Bueno, es eso. Si ustedes tienen preguntas voy a esperar unos minutos, si no vamos a cerrar por hoy. Hoy no vamos a tener comunicación del Círculo, porque éste consideró apropiado que tuviéramos un período un poco más largo para absorber la enseñanza que ya se ha pasado y para que practicamos por un poco más de tiempo lo que se ha compartido. La semana pasada hablamos de Alquimia del Éter, pero esta enseñanza de los calderos viene a expandir y agregarse a ese proceso, ¿no? Durante esta semana espero tener tiempo para hacer otra sesión de preguntas y respuestas, porque tengo una lista grande de preguntas aquí. Continúen mandando sus preguntas para que pueda responderlas antes del próximo encuentro el sábado que viene, cuando tendremos otro encuentro con el Círculo para dar continuidad a la enseñanza sobre las Llaves de la Alquimia Ascensional. Así que si tienen alguna pregunta
Mas voy a esperar algunos momentos.

Bueno, entonces, buenas noches! Buen descanso para todos. Nos vemos en otro momento para conversar un poco más. Queden en paz.

Gratitud a todos. ¡Aní Maritumi!

Compartido por Shylton Dias.
Transcripción hecha por colaboradores del Portal Aranduh - portalaranduh.blogspot.com

Traducción: H. N.